2 Cenas | La Brasserie
Mi pedido
$0
Platos preparados

Platos preparados

Volver
Ver categorías
Destacados

Boeuf Bourguignon
Acompañado de papas asadas y cebollas estofadas (para recalentar)
$10.500
Agregar
Canelones de pato
Confitado y salsa de queso (para recalentar) PREPARACIÓN: Canelón de pato confitado 1. Dejar a temperatura ambiente los canelones. 2. Precalentar el horno a 180ºC durante 15 minutos sin la opción grill. 3. Llevar los canelones al horno durante 20 minutos en los mismos recipientes de aluminio, sin su tapa. 4. Retira los canelones de la bandeja con ayuda de una espátula y déjalo sobre un plato. 5. Te recomendamos disfrutar nuestros canelones con una copa de vino pinot noir o merlot. Pequeña historia del “Canelón” Los canelones son un plato de origen italiano, se ha adaptado el nombre de Cannelloni, un diminutivo de canna que significa caña. Se han hallado documentos sobre la existencia de los canelones en la Toscana, Sicilia y algunas otras regiones, que datan del siglo XVI. Pero claro, aunque eran de elaboración similar a la actual, no se preparaban como ahora. Al parecer, fue en el siglo XVIII cuando a los cannelloni se les incluyó la salsa bechamel, receta que rápidamente se extendió a otras culturas gastronómicas como la francesa, la suiza o la belga. En España parece ser que se adoptó a finales del siglo XIX, ahora esta receta vestirá muchas mesas en Catalunya con motivo de la festividad de Sant Esteve.
$7.500
Agregar
Croquetas de pescado
Chupe de pescado con salsa blanca y cebollÍn acompañado de salsa agridulce picante PREPARACIÓN CROQUETAS DE PESCADO Y SALSA AGRIDULCE 1. Dejar a temperatura ambiente las croquetas por unos 15min. 2. Precalentar el horno a 160/170ºC durante 15 minutos sin la opción grill. 3. Llevar las croquetas al horno durante 10-15 minutos en el mismo recipiente de aluminio sin su tapa. 4. Retirarlas de la bandeja y sírvelos de inmediato. 5. Te recomendamos disfrutar nuestras croquetas con una copa de vino chardonnay. Pequeña historia de la “croqueta de pescado” No hay historia para este plato es una creación personal a base de pescado fresco que varia según la pesca del día. Esperamos que la disfrutes tanto como disfrutamos crearla para ustedes.
$7.000
Agregar
Cómo calentar nuestros platos
Todos nuestros platos deben ser recalentados. Para eso, tenemos instrucciones muy sencillas para que vivas la experiencia de La Brasserie en tu casa. Cómo calentar nuestros platos FILETE WELLINGTON Dejar a temperatura ambiente el filete Wellington sobre la bandeja en donde se procederá a hornear durante 30 minutos. Precalentar el horno a 200ºC durante 25 minutos sin opción a grill. Llevar la preparación al horno con el papel mantequilla durante 45 minutos para que sea a punto, o más tiempo si lo quiere más cocido. Retirar de la bandeja del horno con una espátula y poner sobre una tabla o un plato rectangular. Calentar la salsa de mostaza 30 segundos en el microondas o en una sartén a fuego bajo. Importante: al momento de cortar usar un cuchillo con dientes para cortar bien la masa, y después usar un cuchillo normal bien afilado para porcionar en 2 a 3 partes. Recomendamos cortar nuestro pastel de carne en la mesa y disfrutarlo con una copa de vino cabernet sauvignon o un carménère, y como acompañamiento, una ensalada de mix de hojas verdes y papas o zanahorias asadas. Pequeña historia del “Wellington” El Solomillo Wellington es uno de los grandes clásicos de la cocina. Hay teorías que lo sitúan como de origen inglés, por conocerse como Beef Wellington, pues se hace con solomillo de vacuno. Pero no se sabe cuándo se creó: hay quienes argumentan que es una receta que hace honor a Arthur Wellesley (primer Duque de Wellington), y hay quienes aseguran que su creador fue un cocinero que elaboró una variante del Boeuf en Croûte francés durante las Guerras Napoleónicas. En cualquier caso, la receta de Solomillo Wellington se ha extendido y ha sido adoptada en muchos países, y con ello, también han surgido algunas variantes. NOTA: Platos fríos, para recalentar o servirse. Todos nuestros platos pueden guardarse en el refrigerador por 24 a 48 horas. Después de ese tiempo se pueden congelar (consultarnos), por lo que puedes programarte y pedir con anticipación para llevártelo para un viaje. CONFIT DE PATO Dejar a temperatura ambiente el confit de pato y el gratín de papas. Precalentar el horno a 180ºC durante 15 minutos sin la opción grill. Llevar el Confit y el gratín de papas al horno durante 15 minutos en los mismos recipientes de aluminio, sin su tapa. Con una tenaza toma el confit y móntalo en un plato junto con la salsa y al centro de la mesa poner el gratín de papas. Te recomendamos disfrutar nuestro confit de pato con una rica ensalada y una copa de vino syrah o petit verdot. Pequeña historia del “Confit de canard” El confit es una técnica de elaboración de alimentos que ayuda en la conservación. Se originó en Francia, más precisamente en la región de Gascuña, y se lleva haciendo desde la antigüedad. Es uno de los platos más conocidos de la gastronomía francesa. La palabra confit viene del francés confire, que significa conservar. En la Edad Media, el término se empleaba para referirse a la técnica de cocer las frutas y conservarlas en almíbar o miel. Más tarde, se pasó a emplear también para las carnes. Se dice que el confit de carne empezó con la carne de cerdo, que se cubría con su propia manteca para conservarla. Sobre el confit de carne de pato, se sabe que se empezó a elaborar en el siglo XVIII en Bayona, debido a que la carne de pato es muy sabrosa y nutritiva y pasó a ser un manjar que nunca faltaba en la mesa de reyes y emperadores. Sin embargo, el auge del confit de pato solo llegó con la “Nouvelle Cuisine” un movimiento de la culinaria francesa que nació en los años sesenta. GRATIN DE PAPAS Dejar a temperatura ambiente el gratín de papas por unos 20 min. Precalentar el horno a 180ºC durante 15 minutos sin la opción grill y hornear el gratín sin la tapa por unos 20min. Pequeña historia del “Gratín de papa” Este es uno de los grandes clásicos de la cocina campesina francesa y el plato preferido por Napoleón. Fue en la región de Dauphiné, la provincia francesa, cuya capital es Grenoble, en donde se probó por primera vez este gratín, y la receta se ha perfeccionado lentamente con el paso de los años. El Gratín Dauphinois es ideal para acompañar carnes blancas o rojas, y le da a la comida ese toque clásico que a todos nos gusta. Inicialmente la receta de Gratín Dauphinois era únicamente a base de papas y crema, más sin embargo se le agregó otro ingrediente característico de la fórmula actual: el queso, sea emmental o de otro tipo fundir más al estilo del Gratín Saboyardo. Fue mencionado por primera vez el 12 de julio de 1799 por el Duque de Clermont Tonerre, el toque secreto para conseguir un plato exquisito consiste en elegir bien el tipo de papas, deben ser gustosas y no muy duras, apropiadas para hornear. Su cocción es única y exclusivamente al horno, la cual le proporcionará una textura cremosa ya que la crema habrá sido absorbida completamente por las papas. HAMBURGUESAS Precalentar el horno a 180ºC durante 15 minutos sin la opción grill. Llevar la hamburguesa (mismo tiempo para la veggie para la de carne) con el papel mantequilla al horno por 10 min. Cuando falten 5 minutos meter el pan al horno. Retirar todo del horno y montar su hamburguesa a su gusto, con la salsa y acompañamientos. Pequeña historia del “Hamburguesa” Ya los patricios romanos poseían su versión de la hamburguesa. Los siguientes datos históricos acerca de la receta de la primera hamburguesa proceden de la gastronomía de las tribus mongolas y turcas, que en el siglo XIV ya picaban en tiras la carne de los ganados de baja calidad para hacerla muy comestible. La receta de la carne picada llega a Alemania a través de los tártaros de origen ruso (steak tartar), que comen la carne cruda y condimentada con especias. Se tiene conocimiento de un plato similar más antiguo del Imperio Romano, que consistía en un tipo de hamburguesa elaborada con carne de res picada, con piñones, sal y vino pasado, y servida en el interior de un pan. Hay que resaltar que no fue hasta la invención de la máquina de picar carne cuando la carne picada tomó la posibilidad de ser elaborada en grandes cantidades, pudiendo combinar grasa y otros tejidos con carne magra. La palabra proviene de la ciudad de Hamburgo, en Alemania, el puerto más grande de Europa en los siglos anteriores al siglo XIX. Posteriormente fueron los inmigrantes alemanes de finales del siglo XIX quienes introdujeron en los Estados Unidos el plato llamado filete estadounidense al estilo Hamburgo (en Alemania existe todavía en Hamburgo lo que se denomina frikadelle y se trata de una protohamburguesa). Un alimento muy similar es el rundstück warm. El documento más antiguo que hace referencia a este plato es una carta del Delmonico's Restaurant, que en 1834 ya la ofrecía a su clientela. En 1895 un chef llamado Louis Lassen, de Connecticut, Estados Unidos, elabora la primera hamburguesa en Norteamérica; la receta se la dieron unos marineros provenientes del puerto de Hamburgo. LASAGNA AL OSOBUCO Dejar a temperatura ambiente la lasaña. Precalentar el horno a 180ºC durante 15 minutos sin la opción grill. Llevar la lasaña al horno durante 18 minutos en los mismos recipientes de aluminio, sin su tapa. Retirar del horno las bandejas de lasaña con ayuda de una espátula y dejarlo sobre un plato. Recomendamos disfrutar nuestra lasaña con una copa de vino pinot noir o merlot Pequeña historia del “Ossobuco” El ossobuco alla milanese (a veces se escribe como osso buco, en italiano) o oss bus a la milanesa (in idioma lombardo) (‘hueso [con] hueco’; esta palabra compuesta se encuentra castellanizada como osobuco)​ es un plato tradicional de la cocina italiana que se puede encontrar en Milán (capital de la Lombardía), Italia. Desde la segunda mitad del siglo XX se ha convertido en un plato también muy frecuente en diversas partes del mundo. Se trata de un guiso preparado con jarrete de ternera, corte transversal del corvejón de la res, en rodajas de gran grosor (de al menos 3 cm) y sin deshuesar. MACARRONES CON QUESO Precalentar el horno a 180ºC durante 15 minutos sin la opción grill. Llevar los macarrones al horno durante 20 minutos en los mismos recipientes de aluminio sin su tapa. Te recomendamos disfrutar nuestros macarrones / queso con una copa de vino chardonnay o syrah. Pequeña historia del “Macarrones / Queso” Si bien los historiadores consideran este el primer registro escrito de una combinación de pasta con queso, no se parece mucho al plato que conocemos y amamos en la actualidad. El recetario más antiguo de Inglaterra, Forme of Curry, escrito por los cocineros del rey Ricardo II en 1390, incluye una receta originaria de la zona central del país para algo llamado makerouns. Pero el resultado es más similar a una lasaña que a los macarrones con queso: "Haz una lámina delgada de pasta y córtala en pedazos. Mete estos en agua hirviendo e hiérvelos bien. Ralla el queso y añádelo con mantequilla por debajo y por encima como se hace con los losyns (lasaña)". Casi 500 años después, en 1861, en el famoso y acreditado libro de cocina victoriano, "Libro de administración familiar de la señora Beeton", se puede hallar una receta de macarrones con queso parecida a la versión actual. Según el libro, se ha de tostar queso parmesano o Cheshire y pan rallado encima de fideos torcidos con forma de tubo (más parecidos a los bucatini de hoy que a los macarrones en forma de codo). RISOTTO TRUFADO Sacar del refrigerador y poner a calentar el horno a 180 grados. Una vez el horno caliente, retirar la tapa transparente del envase. Ponerlo sobre una bandeja para horno y meter al horno por unos 20 min. Sacar del horno y agregar la mantequilla, queso parmesano con el aceite, incorporar bien todos los ingredientes y servir de inmediato. Te recomendamos disfrutar nuestro risotto con una copa de vino chardonnay con barrica o envejecido. Pequeña historia del “Risotto” El risotto [riˈzɔtto] (variación de riso, ‘arroz’ en italiano) es una comida tradicional italiana realizada añadiendo gradualmente un caldo al arroz, junto con otros ingredientes que varían según las específicas recetas de risotti. Es uno de los modos más comunes de cocinar arroz en Italia. Es una comida originaria de la zona noroeste del país, concretamente del este de Piamonte, de Lombardía y de la zona de Verona, debido a la abundancia de arroz de estas tierras. La receta original es de solo 4 ingredientes, arroz, cebolla, caldo y azafrán CRÊPES SUZETTE CON JACK DANIEL'S En una sartén poner la mantequilla a derretir. Una vez derretida agregar las 2 crêpes y calentarlas por ambos lados, a fuego medio. Verter la salsa encima de las crêpes y dejar que se caliente, dando vuelta las crêpes un par de veces para que remojen bien. Agregar el licor y sacar del fuego (o flamear si gusta) Servir de inmediato. Puedes acompañarlas con un shot de Jack Daniel’s Pequeña historia del “Crepes Suzette” La historia más difundida sobre el origen de la crêpe suzette cuenta que el Príncipe de Gales, frecuentemente pasaba el invierno en la Costa Azul francesa, en Montecarlo, y un día en compañía de un grupo de personas fueron a comer. Mientras el maître preparaba las crêpes para el postre, se derramó e incendió por descuido el licor de mandarina que había cerca. El asustado maître probó el resultado y tenía buen sabor, por lo que animosamente, las sirvió dobladas dos veces y las presentó como nueva creación; el Príncipe de Gales quedó entusiasmado y aunque el maître las bautizó como "Crêpe Princesse", el príncipe decidió que se llamaran en honor de la niña de uno de los acompañantes, cuyo nombre supuestamente era Suzette. Esta historia es la más difundida y aceptada sobre el origen de la crêpe Suzette, aunque sólo aclara el origen del flameado. La discrepancia radica en quién fue el maître que se equivocó y dio origen a tan famoso plato. El chef del multimillonario Rockefeller en los Estados Unidos, Henri Charpentier, se atribuyó ser el maître que se equivocó y creó accidentalmente la crêpe Suzette en 1896. Pero esto ha sido refutado por muchos, inclusive la respetable publicación "Larousse Gastronomique" da serias dudas a la autoría de Charpentier, alegando que para esa fecha Charpentier no tenía la edad suficiente (en aquella época tendría 16 años) como para ser el jefe de la brigada de mesoneros que sirvió al príncipe, lo que sí es un hecho cierto fue que él introdujo en los Estados Unidos la moda por la crêpe Suzette. BOEUF BOURGUIGNON CON PAPAS LIONESAS Dejar a temperatura ambiente el boeuf bourguignon por unos 15 minutos. Precalentar el horno a 180ºC durante 15 minutos sin la opción grill. Llevar las papas al horno durante 20 minutos en el mismo recipiente de aluminio sin su tapa. Calentar el bourguignon en la misma bolsa en una olla con agua caliente unos 10-15min o también puedes calentar directo en una olla vertiendo el contenido de la bolsa. Te recomendamos disfrutar nuestros bourguignon con una copa de vino cabernet sauvignon. Pequeña historia del “Bourguignon” El bœuf bourguignon (‘carne a la Borgoña’) es una receta tradicional de la cocina francesa. Debe su nombre a sus dos ingredientes principales: la carne y el vino, dos productos emblemáticos de Borgoña. El plato consiste en un estofado de carne cocinado en vino tinto de Borgoña, y aromatizado con ajo, cebollas, zanahorias, sal y un bouquet garni. La cocción es larga y se realiza a fuego lento. El líquido concentrado resultante de la cocción se suele espesar ligeramente con un roux para darle la consistencia de una salsa. Se sirve con una guarnición de panceta, setas o champiñones, y cebollines. Nace como un plato de campesinos en la región de Borgoña: al tener un corte de carne duro, y con un poco de grasa, lo cuecen a fuego bajo durante varias horas cubierto con caldo o el vino que tomaban con sus comidas. Es considerado un plato "tradicional" y, si bien se encuentra documentado en el siglo XIX, el Bœuf bourguignon es probablemente muy antiguo.​​ Otras recetas que lo denominan "à la Bourguignonne" con acompañamientos similares existen de mediados del siglo XIX para patas de cordero y conejo. El plato se ha convertido en un estándar de la gastronomía francesa, especialmente en los bistrós parisinos. Sólo se lo comenzó a considerar una especialidad de Borgoña en el siglo XX. Julia Child ha afirmado que este plato es "ciertamente uno de los platos a base de carne de ternera más deliciosos preparados por el hombre". LASAGNA DE ESPINACA A la crema con almendras tostadas y queso (para calentar). PREPARACIÓN 1. Dejar a temperatura ambiente la lasaña. 2. Precalentar el horno a 180ºC durante 15 minutos sin la opción grill. 3. Llevar la lasaña al horno durante 18 minutos en los mismos recipientes de aluminio, sin su tapa. 4. Retira del horno las bandejas de lasaña con ayuda de una espátula y déjalo sobre un plato. 5. Te recomendamos disfrutar nuestra lasaña con una copa de vino pinot noir o merlot Pequeña historia de la lasaña ¿Existe acaso un plato más italiano que la lasaña? La sabrosa torre de pasta, asociada a la gastronomía italiana, tiene un origen documentado en la antigua Grecia. Sí, la lasaña es Griega. Sin ir más lejos, su nombre proviene del latín “laganum”, que significa plato. Pero seamos justos con su historia, la lasaña que comemos actualmente es creación de los antiguos romanos. La receta, inspirada en las tradiciones helénicas, fue reformulada y difundida la por todo el continente junto a la expansión del imperio. La introducción del tomate en la preparación es posterior; el fruto es originario de América y no llegó a Europa hasta el año 1500. Los historiadores gastronómicos la consideran como una de las pastas más antiguas de las que se tienen registros. El 29 de julio es el Día Mundial de la Lasaña, pero no tienes que esperar a esta fecha para saborearla. CANELÓN DE PATO Canelón de pato confitado 1. Dejar a temperatura ambiente los canelones. 2. Precalentar el horno a 180ºC durante 15 minutos sin la opción grill. 3. Llevar los canelones al horno durante 20 minutos en los mismos recipientes de aluminio sin su tapa. 4. Retira los canelones de la bandeja con ayuda de una espátula y déjalo sobre un plato. 5. Te recomendamos disfrutar nuestros canelones con una copa de vino pinot noir o merlot. Pequeña historia del “Canelón” Los canelones son un plato de origen italiano, se ha adaptado el nombre de Cannelloni, un diminutivo de canna que significa caña. Se han hallado documentos sobre la existencia de los canelones en la Toscana, Sicilia y algunas otras regiones, que datan del siglo XVI. Pero claro, aunque eran de elaboración similar a la actual, no se preparaban como ahora. Al parecer, fue en el siglo XVIII cuando a los cannelloni se les incluyó la salsa bechamel, receta que rápidamente se extendió a otras culturas gastronómicas como la francesa, la suiza o la belga. En España parece ser que se adoptó a finales del siglo XIX, ahora esta receta vestirá muchas mesas en Catalunya con motivo de la festividad de Sant Esteve. CROQUETAS DE PESCADO Y SALSA AGRIDULCE 1. Dejar a temperatura ambiente las croquetas por unos 15min. 2. Precalentar el horno a 160/170ºC durante 15 minutos sin la opción grill. 3. Llevar las croquetas al horno durante 10-15 minutos en el mismo recipiente de aluminio sin su tapa. 4. Retirarlas de la bandeja y sírvelos de inmediato. 5. Te recomendamos disfrutar nuestras croquetas con una copa de vino chardonnay. Pequeña historia de la “croqueta de pescado” No hay historia para este plato es una creación personal a base de pescado fresco que varia según la pesca del día. Esperamos que la disfrutes tanto como disfrutamos crearla para ustedes.
Agregar
Dia del Gnocchi
450g de Gnocchis de papas con salsa pomodoro y pollo especiado (para recalentar)
$8.500
Agregar
Lasaña de espinacas
A la crema con almendras tostadas y queso (para calentar). PREPARACIÓN 1. Dejar a temperatura ambiente la lasaña. 2. Precalentar el horno a 180ºC durante 15 minutos sin la opción grill. 3. Llevar la lasaña al horno durante 18 minutos en los mismos recipientes de aluminio, sin su tapa. 4. Retira del horno las bandejas de lasaña con ayuda de una espátula y déjalo sobre un plato. 5. Te recomendamos disfrutar nuestra lasaña con una copa de vino pinot noir o merlot Pequeña historia de la lasaña ¿Existe acaso un plato más italiano que la lasaña? La sabrosa torre de pasta, asociada a la gastronomía italiana, tiene un origen documentado en la antigua Grecia. Sí, la lasaña es Griega. Sin ir más lejos, su nombre proviene del latín “laganum”, que significa plato. Pero seamos justos con su historia, la lasaña que comemos actualmente es creación de los antiguos romanos. La receta, inspirada en las tradiciones helénicas, fue reformulada y difundida la por todo el continente junto a la expansión del imperio. La introducción del tomate en la preparación es posterior; el fruto es originario de América y no llegó a Europa hasta el año 1500. Los historiadores gastronómicos la consideran como una de las pastas más antiguas de las que se tienen registros. El 29 de julio es el Día Mundial de la Lasaña, pero no tienes que esperar a esta fecha para saborearla.
$7.500
Agregar
Lasaña de osobuco
450g lasaña a la boloñesa de osobuco con masa casera, salsa de tomates y queso mozzarella. (para calentar).
$8.990
Agregar
Wellington
650g wellington con salsa mostaza. (2-3 personas) filete de res envuelto en champiñones y masa de hojas. (para calentar).
$24.990
Agregar
1